Strategma | Payne Autogroup
16317
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-16317,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-5.3,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Payne Autogroup

IDENTIDAD CORPORATIVA
_

Una nueva cara para un mercado altamente competido.

 

El grupo automotriz Payne se encuentra en el extremo sur de Texas, una zona donde un auto es esencial para poderse transportar de un lugar a otro a falta de transporte público. Siempre ha sido un mercado muy atractivo para la venta de autos, y por lo mismo la competencia es fuerte. Ante tanta oferta, el público no tiene lealtad hacia ninguna marca ni concesionaria específica.

 

Es también un mercado suis generis, en el sentido de que los concesionarios y grupos automotrices hacen mucha publicidad por su cuenta y sí son reconocidos (la norma siendo que en realidad quien hace publicidad y es reconocida son las marcas de autos en sí). Por lo tanto, existía la oportunidad de renovarse y establecer un posicionamiento más claro en el mercado, buscando con ello diferenciarse de otros y, quizá con ello, lograr cierta lealtad de sus clientes.

 

Se inició por definir el posicionamiento deseado, que nos llevaría a crear una nueva marca que proyectara la importancia de la familia, el orgullo local y gran calidad en el servicio. Tratándose de una empresa familiar, presente en el mercado a través de 3 generaciones, se buscó apelar al orgullo local debido al reciente ingreso de muchas marcas de otras zonas de EUA.

 

El grupo contaba con un logotipo con más de 20 años de antigüedad y que se había ido deformando a lo largo del tiempo. Este se transformó de manera radical, conservando únicamente los colores de la bandera Americana. Se conservó también este orgullo local integrando la “lone star” que representa al estado de Texas en la letra P. Se utilizó una tipografía fuerte, en itálicas para representar la rapidez de un auto. El nuevo logotipo proyecta una imagen automotriz, orgullosamente familiar y local.

 

Se desarrolló un sistema gráfico que acompañara a la marca y le diera consistencia a través de diferentes piezas de comunicación, algo que le había faltado a la marca a través de los años y era esencial para lograr un top of mind en el mercado.